BY: GIFT Psicología

Menores y nuevas tecnologías

Comments: No hay comentarios

Carmen Maganto Mateo, docente de la Facultad de Psicología de la UPV/EHU, y Montserrat Peris Hernández, investigadora predoctoral del Gobierno Vasco, trabajan en la construcción de un cuestionario psicológico para identificar factores de riesgo entre adolescentes y jóvenes de 12 a 20 años que usan las redes sociales y pueden ser víctimas de sexting, grooming y/o sextorsión.

grooming

El estudio titulado ‘Las redes sociales en adolescentes y jóvenes del País Vasco: imagen corporal erotizada y variables psicológicas asociadas’, se ha servido de materiales del MEC y cuenta con la colaboración del Gobierno Vasco, la Facultad de Psicología Pantallas Amigas, entre otras entidades. El trabajo ha sido supervisado por el Comité de Ética para las Investigaciones relacionadas con Seres Humanos (CEISH/GIEB) de la universidad.

El estudio se ha llevado a cabo en un total de 27 centros de la Comunidad Autónoma Vasca. Cuenta con casi 3.000 sujetos de muestra tanto de centros de educación secundaria, bachiller y universidad, como de centros de formación profesional. Las conclusiones del estudio alertan de los riesgos que corren los adolescentes y jóvenes en internet y del desconocimiento de muchos progenitores y profesorado ante esta nueva realidad de comunicación y sociabilización virtual.

Entre los peligros estudiados destacan el abuso o adicción a las redes sociales. Así, los resultados de la investigación arrojan el dato de que un 63,4% de los adolescentes y jóvenes encuestados no pueden pasar sin conectarse a la red continuamente y que un 62,4% sufre ansiedad si le quitan las redes sociales o el móvil. “Nos comentaron varios casos -menciona Carmen Maganto- en el que la angustia de un joven fue tal que amenazó a su madre con quemar la casa si le dejaba sin móvil, u otro adolescente que advirtió a sus padres que dejaría de estudiar, de salir de casa y de hacer cualquier cosa, si se lo quitaban”.

Huérfanos virtuales

En esta misma línea, la investigación pone de relieve que un 32% pierde el sueño por estar conectado, un 31% confiesa que interfiere en sus estudios y un 29,3% oculta en casa que se conecta. “Estos datos muestran una adicción elevada a las redes sociales y en muchos casos acompañada por un déficit en la relación entre padres e hijos. Hoy en día a los adolescentes y jóvenes se les denominan huérfanos virtuales. Cada vez se relacionan menos con sus progenitores y más con el mundo virtual, perdiendo el concepto tradicional de amistad, incluso se les pueden ver juntos y en cuadrilla hablando entre ellos mediante el móvil y no cara a cara, aún estando sentados en el mismo banco”, subraya Montserrat Peris.

«Cuando subes una foto a la red ya no te pertenece»

Ha sorprendido a las investigadoras el alto índice de adolescentes y jóvenes que envían imágenes eróticas o pornográficas a través de las redes sociales y del enorme riesgo que corren de ser víctimas de sexting (envío de imágenes eróticas o pornográficas por internet), sextorsión y engaño. “Los encuestados, en un 35,7%, afirman que comparten fotografías sexys.

Un 25,9% publican imágenes provocativas, un 21,6% seductoras y un 13% imágenes que se podrían calificar de pornográficas”.También suben fotografías en ropa interior (15,9%), con el torso inferior desnudo (6,9%) y sin ropa (6%). Además, más del 40% confirma que manipula su imagen antes de subirlas y más del 12% utiliza la webcam con fines sexuales.

El motivo que induce a estos adolescentes y jóvenes a publicar este tipo de imágenes en internet son diversas, pero el estudio llevado a cabo por Carmen y

Montserrat destaca como motivos principales: la impulsividad (38,8%), la presión de los amigos (25,9%), el miedo y la intimidación (18,4%) y el chantaje (17,7%).

En cada centro que hemos visitado ha sido difícil hacerles comprender a los estudiantes que, cuando suben una fotografía a la red, aunque solo la comparta con sus amistades, ya no tienen control sobre la misma y que cualquiera puede hacer uso indebido de ella”, recalcan las investigadoras.

También el estudio aborda otro factor grave de riesgo, el grooming, (cuando un adulto se gana la confianza del niño o niña por internet con fines sexuales). El trabajo muestra que un 8,4% de los encuestados presentan un riesgo grave de sufrir groomming y un 5,2% de sextorsión. “Si tenemos en cuenta que más de una causa de suicidio en la sociedad ha venido derivada de esta actuación, es importante dar a conocer estos datos para poder prevenir y actuar”, advierte Montserrat Peris.

Montserrat Peris Hernández y Carmen Maganto Mateo
Montserrat Peris Hernández y Carmen Maganto Mateo

Acoso y Bullying

El estudio constata también el acoso que padecen algunos jóvenes a través de estas plataformas. De hecho, un 30,7% afirman haber subido de vez en cuando fotografías para burlarse de otras personas y un 7,9% lo hace con frecuencia. Así mismo, un 8% alguna vez y un 3,4% con frecuencia han sufrido acoso sexual en la red. Por otro lado, en la encuesta, un 4,5% confiesa que otras personas han subido fotografías que les han hecho daño y un 2,2% han visto sus imágenes publicadas con el objetivo de burlarse de ellos.

Cuando las investigadoras han detectado casos de riesgo grave de acoso en menores, han intervenido poniéndolo en conocimiento del servicio de orientación del centro y de los progenitores. Si la persona en riesgo ha sido universitaria y, por lo tanto, mayor de edad, se le ha enviado un email aconsejándole que acuda a un profesional en la materia. “En total habremos realizado alrededor de más de 100 intervenciones”.

adiccion a internet

«Es importante la prevención en casa y en el centro educativo»

En este sentido, tanto Maganto como Peris destacan la importancia de la prevención e información sobre los peligros de las redes sociales en cada etapa evolutiva, así como la necesidad de involucrar mucho más a los padres y al profesorado en el mundo de las nuevas tecnologías.

Cuando los padres nos dicen que no saben cómo hacer para ayudar a sus hijos explica Montserrat-, les decimos, que han de pensar en ir por delante o a la par de sus hijos, actualizarse y perder el miedo a las nuevas tecnologías, familiarizarse con ellas y comunicarse con sus hijos a través de ellas, pues son los nuevos medios de comunicación virtual-izados que han llegado para quedarse y convivir con nosotros.

Aunque, nos hemos encontrado con progenitores que no quieren ver el problema. Lo ignoran directamente”.

El trabajo llevado a cabo por Carmen Maganto y Montserrat Peris va a servir para crear un cuestionario válido y fiable, que identifique factores de riesgo en la red, como el sexting, groomming, sextorsión, emociones y la adicción a las redes sociales y nuevas tecnologías. Esta herramienta podrá ser utilizada por profesionales para detectar situaciones de riesgo y poder realizar las actuaciones o mediaciones oportunas.

Entrevista realizada en CAMPUSA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.