07 Nov 2018

BY: Gift Psicología

Ayuda psicológica / Eventos GIFT / Suicidio

Comments: No hay comentarios

Los familiares y supervivientes que han perdido un ser querido viven una culpa extrema y muy dolorosa. Esta culpa post mortem, siempre es una emoción desagradable y demoledora que nos inquieta. Puede ser positiva porque permite reparar y pedir perdón, pero puede ser negativa si lleva a conductas autodestructivas en los supervivientes.

La culpa en los familiares tiene una función, y es mantener el dolor y así parece que nos sentimos cerca del ser querido y esto es un riesgo porque se puede convertir en crónica.

Todo superviviente, al conocer la noticia entra en un estado de schock. Es un hecho traumático que deja el cerebro noqueado. Este suceso se convierte en un pensamiento-emoción intrusivo que no se puede desbloquear ¿por qué, por qué, por qué…? Este pensamiento nos deja “anclados”  en el pasado sin poder salir de ahí.

Rápidamente nos surge un pensamiento contrafáctico, quiere decir contra-los-hechos que ya son irreversibles, y nos empezamos a hacer reproches: “Si hubiera hecho, si hubiera dicho, si hubiera visto, si hubiera estado …” O bien al contrario: “Si no hubiera hecho, si no hubiera dicho, si no hubiera olvidado…”

Estos “si” no acaban nunca.

Los sentimientos que acompañan a esta culpa son vergüenza, tristeza, ira y rabia. Es un malestar inexplicable que solo el que lo ha pasado lo sabe.

¿Se supera?

Se necesita mucho esfuerzo y valor, además de apoyo familiar, social, de supervivientes y acompañamiento personalizado, y según la casuítica el trabajo en grupo dónde identificarse con otros familiares que han perdido a un ser querido, es un gran apoyo.

Poder y querer superar este proceso de duelo requiere de un gran esfuerzo, voluntad y trabajo personal

El proceso de duelo en parte requiere tiempo, pedir ayuda, dejarse ayudar, pero ATENCIÓN…  (El tiempo no lo cura todo, lo que ayuda es lo que hacemos con el tiempo que tenemos).

Algunos pasos…

  1. Hablar abiertamente del suicidio, rompiendo el silencio y tabú social que estigmatiza
  2. Respetar la decisión del ser querido perdido
  3. Reenfocar y continuar los proyectos y metas de la vida
  4. Despedirse simbólicamente
  5. Aprender a perdonar y perdonarse
  6. Aceptar vivir sin respuestas

 

NO OLVIDEMOS QUE EL DOLOR NO ES EL ÚNICO CAMINO PARA ECHAR EN FALTA A UN SER QUERIDO

¡¡Si estás viviendo una situación así o parecida, llámanos a giftpsicologia!!

 

_________________________________________________________________________________

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.