infancia
¿QUÉ PROBLEMAS PREOCUPAN EN LA INFANCIA?

En la infancia son frecuentes los problemas emocionales que se originan por alguna circunstancia externa que exige al niño una capacidad de adaptación elevada. Se manifiestan por un tono vital alterado, bien triste y apático o bien excesivamente activo y excitado. Podemos decir que el estado de ánimo o el tono vital del niño han cambiado y que está distinto, raro, incomprensible en su conducta, incluso para él o ella misma.

Las circunstancias externas más frecuentes suelen ser el cambio de vivienda o ciudad, el nacimiento de un hermano, el inicio de la escolaridad reglada, la muerte de un familiar cercano, la separación de los padres, etc…

Varían en función del sexo y de la edad, así como de las propias características de cada niño o niña. Los problemas más frecuentes suelen ser:

ALTERACIONES FUNCIONALES

 

Están relacionadas con las funciones biológicas básicas:

 

  • Dificultades en el control de esfínteres: enuresis, encopresis, diarreas frecuentes…
  • Problemas en la alimentación: reducción de ingesta, sobreingesta alimentaria, vómitos…
  • Alteración del sueño: insomnio, pesadillas, terrores nocturnos, miedos exagerados…
ALTERACIONES EN EL DESARROLLO

 

Dificultad para progresar de modo armónico, es decir, se retrasa en algunas adquisiciones y desarrolla adecuadamente otras. Por ello aparecen retrasos específicos y puntuales en algunas áreas como:

 

  • Inmadurez cognitiva: retraso en la maduración de la inteligencia
  • Torpeza motriz: falta de habilidad en ejercicios motrices
  • Dificultades expresivas en el lenguaje o cálculo: retrasos por dificultades en estas áreas
  • Retraso en el aprendizaje: necesidad de gran ayuda para adquirir los aprendizajes básicos
ALTERACIONES EN LA SOCIALIZACIÓN

 

Suelen ser niños y niñas con problemas sociales y emocionales, como por ejemplo:

 

  • Dificultad para hacer amigos o amigas y jugar con los iguales
  • Miedo a quedarse solo/a
  • Agresividad y rabia con los demás
  • Poca tolerancia a la frustración con frecuentes pataletas
  • Mucha inhibición y timidez con los compañeros y compañeras
ALTERACIONES EN EL COMPORTAMIENTO

 

Ante situaciones difíciles los niños y niñas tienen comportamientos que nos alertan de que algo no va bien. Estas conductas expresan su malestar y conviene estar atentos y no pasarlas por alto. Hay una amplia gama de conductas que tanto los padres como educadores reconocen como motivo de alerta o preocupación: chuparse el dedo, romper objetos, sustraer pequeñas cosas, mentir sistemáticamente, oponerse a toda norma, llorar sin motivo, experimentar dolores físicos sin causa orgánica, apatía ante juegos y diversiones, etc… Y sin duda todas las conductas relacionadas con la ansiedad y nerviosismo, como la angustia al separase de los padre, los miedos irracionales, las fobias escolares, etc…

¿PROBLEMAS DE RENDIMIENTO ACADÉMICO?

Los problemas de aprendizaje y rendimiento académico afectan a niños y adolescentes a lo largo de su escolaridad. Los objetivos y metas propuestos en el aula no los alcanzan fácilmente, sino que les exige un gran esfuerzo. Las causas son diversas: situaciones familiares difíciles o conflictivas, una inmadurez o cierto retraso en el desarrollo intelectual, problemas emocionales en el propio estudiante que dificultan su aprendizaje, metodología de aprendizaje poco motivador, situaciones sociales en el contexto del niño o adolescentes que no favorecen el interés por el estudio, baches de los primeros años escolares que se van acumulando sin resolverse, etc… En estos casos, no conviene dejar pasar los cursos creyendo que ya mejorará, NO SUELE SER ASÍ. Conviene consultar y reducir estas dificultades antes de que la solución a las mismas sea más complicada y en el camino la autoestima del niño y adolescente quede afectada. Es más fácil curar un catarro a tiempo que una neumonía.

PROBLEMAS PREOCUPAN EN LA ADOLESCENCIA

Entre 12 y 17 años los cambios físicos, psicológicos y sociales son enormes. Atravesar bien esta etapa previene de problemas posteriores en edades adultas. Son muchos los aspectos que tienen que superar:

ESCOLARIDAD DE MAYOR NIVEL

El futuro de un o una adolescente puede verse comprometido por el resultados académico de sus estudios. Es importante prestar apoyo en el curso de su escolaridad para que los retrasos no supongan baches irremediables. El esfuerzo intelectual y las técnicas de estudio son fundamentales en estos años.

DESARROLLO DE LA IDENTIDAD SEXUAL

Su desarrollo físico y sexual plantea la cuestión de la identidad de manera abierta. Algunos y algunas adolescentes no advierten problemas en este aspecto, pero hay quienes no se atreven a escuchar y expresar sus sentimientos y deseos porque les parece que contravienen el orden social establecido y no encuentran interlocutores con quien hablar. Ocasiona un gran sufrimiento y desconcierto la duda o certeza de sentir una orientación hacia la homosexualidad, y necesitan ayuda y mucha escucha en este tema.

OPOSICIÓN A LA AUTORIDAD

Es la edad por excelencia para saltarse las normas establecidas, tanto familiares como educativas o sociales. Muchos y muchas adolescentes tiene comportamientos disruptivos, disociales, agresivos, opositores y poco normativos. Dejan los estudios, quieren alejarse de casa, se ocultan en su habitación, mantienen un silencio cerrado sobre lo que les ocurre… Los englobamos en la categoría de trastornos de conducta, pero puede haber otros problemas debajo de estas manifestaciones que es preciso diagnosticar y acompañar para cambiar.

TRASTORNOS PSICOLÓGICOS

Por ser crítica esta edad, es fácil que una dificultad se cristalice en un trastorno psicológico que podía haberse superado con una ayuda psicológica temprana. Son frecuentes, y ya hemos detallado algunos de ellos en estas páginas, los siguientes:

 

  • Ansiedad y fobias
  • Depresión
  • Trastornos alimentarios
  • Consumo de sustancias
  • Problemas psicóticos
  • Problemas de estrés postraumático
  • Presencia de conductas delictivas
  • Otros…

 

La intervención temprana es más efectiva que dejar que se cronifique una actitud o conducta negativa. Por ello, no dude en consultar o pedir directamente ayuda psicológica cuando se dé cuenta de que un chico o chica comienza a desarrollar comportamientos, actitudes, sentimientos y pensamientos que ocasionan malestar personal y/o ajeno.

GIFT Psicología está para ayudarle en lo que necesite.