¿QUÉ SON LOS TRASTORNOS ALIMENTARIOS O ALIMENTICIOS?

Los pacientes que sufren trastornos alimentarios o alimenticios padecen una afección grave de salud mental. Este tipo de trastorno alimenticio implica problemas muy severos sobre cómo percibe la comida y la conducta alimenticia el enfermo. En estos casos se puede llegar a comer en cantidades inferiores o superiores a lo necesario.

Por otra parte debemos saber que los trastornos alimentarios no son un estilo de vida, se deben tratar como afecciones médicas, dado que afectan a la capacidad que tiene el cuerpo para obtener una correcta nutrición y por ende un correcto funcionamiento de nuestras funciones fisiológicas básicas.

Los trastornos alimenticios acarrean graves problemas de salud como pueden ser enfermedades de corazón y de riñón, y de no ser tratado a tiempo pueden acabar con la muerte del paciente. Por ello debemos aplicar los tratamientos disponibles hoy en día para paliar y frenar el avance de este trastorno.

TIPOS DE TRASTORNOS ALIMENTICIOS

  • Atracones de comida: en este caso la persona que padece el trastorno come sin control. La característica fundamental es que siguen comiendo aún después de sentirse llenas y lo hacen hasta que se sienten muy incómodos con la situación. Por ello en estos casos predominan los sentimientos de culpa, vergüenza y angustia. La consecuencia directa que se deriva de este tipo de trastorno es un aumento de peso o incluso la obesidad.  
  • Bulimia Nerviosa: en este caso los pacientes que padecen bulimia nerviosa también tienen episodios de atracones de comida. La diferencia fundamental en este caso es que tras los atracones se purgan a través de técnicas de provocación del vómito o uso de laxantes. Otras maneras que emplean para ello son la práctica de ejercicio excesiva o el ayuno. Una persona que padece bulimia nerviosa puede tener sobrepeso, peso normal o poco peso.
  • Anorexia Nerviosa: una persona que padece este tipo de trastorno como es la anorexia nerviosa suele evitar los alimentos, restringir drásticamente el consumo de alimentos o comer en cantidades muy limitadas determinados alimentos. La percepción que tienen de su cuerpo suele ser siempre con sobrepeso, aunque realmente estén preocupantemente delgadas. Sin duda de los tres trastornos que hemos comentado es el más grave y con una tasa de mortalidad mayor a cualquier trastorno mental.

CAUSAS DE LOS TRASTORNOS ALIMENTICIOS:

A pesar de las múltiples investigaciones realizadas por expertos e investigadores, a día de hoy se desconoce la causa que genera este tipo de trastornos alimenticios en las personas. Aunque se ha llegado a algunas conclusiones que apuntan a una compleja interacción de factores genéticos, biológicos, conducutuales, psicológicos y sociales.

Realmente cualquier persona puede desarrollar un trastorno alimenticio, aunque si bien es cierto se ha observado que es más típico en mujeres. Generalmente las personas que padecen un trastorno alimentario suele ser durante la edad adulta o la adolescencia, aunque también hay casos en etapas más tempranas como la infancia o posteriores a la edad adulta.

SÍNTOMAS DE LOS TRASTORNOS ALIMENTARIOS:

Podemos mencionar algunos síntomas más frecuentes dentro de los trastornos alimentarios, dado que estos van a depender según el tipo de trastorno que padezca la persona.

Los síntomas asociados a los atracones de comida son:

  • Ingerir una cantidad anormalmente grande de alimentos en un corto período de tiempo (ej: 2 horas).
  • Seguir comiendo incluso a pesar de sentirse lleno o no tener hambre
  • La velocidad de la ingesta tiende a ser alta durante estos episodios de atracón
  • Comer sin control haste sentirse incómodamente lleno
  • Esconderse para comer, comer solo u ocultar a los demás los atracones por vergüenza
  • Sentimiento de culpa, vergüenza o angustia por la alimentación que sigue
  • Realizar dietas de forma frecuente, usualmente no hay pérdida de peso

Los síntomas de la bulimia nerviosa suelen ser  los mencionados anteriormente para los atracones, pero debemos sumarle la intencionalidad del paciente de tratar de deshacerse de la comida o el peso adquirido tras dichos atracones:

  • Tras la ingesta de alimentos purgarse mediante provocación del vómito o uso de laxantes o enemas
  • Realizar sesiones intensas y abundantes de ejercicio
  • Recurrir de forma frecuente al ayuno

Los síntomas de la anorexia nerviosa suelen ser:

  • Comer en cantidades tan pequeñas hasta el punto de morir de hambre
  • Sesiones de ejercicio intensivas y excesivas
  • Delgadez extrema
  • Sentimiento de miedo obsesivo a ganar peso
  • Percepción de la imagen corporal totalmente distorsionada: la persona se ve gorda a pesar de estar excesivamente delgada

CONSECUENCIAS DE LOS TRASTORNOS ALIMENTARIOS:

Para hablar de las consecuencias que se derivan de los trastornos alimentarios que estamos comentando debemos hacer una distinción entre ellos, ya que aunque puede parecer que algunos se puedan asemejar, cada trastorno tiene sus consecuencias derivadas.

Las consecuencias derivadas de la bulimia nerviosa son las siguientes:

  • Inflamación de la garganta y dolor crónico
  • Las glándulas salivales en el área del cuello y la mandíbula se inflaman
  • El esmalte dental se desgasta y los dientes cada vez son más sensibles y aparecen las caries. Ello es causa directa del ácido del estómago por los episodios de provocación del vómito.
  • ERGE: enfermedad por reflujo gastroesofágico, y otros problemas gastrointestinales
  • Deshidratación severa derivado de los episodios de purga
  • Desequilibrio de los electrolitos: se puede dar por tener niveles demasiado bajos o altos de sodio, calcio, potasio y otros minerales. Ello puede provocar derrames cerebrales o ataques al corazón.

Los problemas de salud o consecuencias derivadas de la anorexia nerviosa son:

  • Baja densidad ósea (osteopenia u osteoporosis)
  • Anemia leve
  • Pérdida muscular y debilidad
  • Fallo multiorgánico
  • Daño cerebral
  • Estreñimiento severo
  • Infertilidad
  • Sensación de cansancio constante
  • Piel seca, manchada o amarillenta
  • Cabello y uñas finas y quebradizas
  • Presión arterial baja y respiración y pulso lento

Desde GIFT podemos ayudarte a superar esta fase

Los problemas y trastornos alimentarios no son similares en todas las personas, sino muy particulares. GIFT Psicología te ofrece un tratamiento personalizado. Hay que valorar el rechazo y/o la aceptación corporal, el deseo de cambio, la autoestima, el apoyo social, la disposición al cumplimiento terapéutico, etc.

Si deseas empezar a trabajar este problema, estamos para ayudarte y ofrecerte las técnicas que mejor se ajusten a tus características. No siempre centrarse en la alimentación es el mejor remedio.

Por ello, no dudes en llamarnos, cuentas con un grupo que se ajusta a tus necesidades en este problema específico.

En Gift te sabemos ayudar desde nuestra nuestra experiencia profesional. ¡Llámanos!

Abrir chat