Services

Se considera que existe violencia filio-parental cuando los adolescentes agreden de alguna forma a madres/padres/ o familiares en el p

ropi

o hogar. Es en el fondo un abuso de poder para amedrentar y controlar a los progenitores. Se comportan ignorando las figuras referentes, y actuando contra la convivencia de su familia y hogar. 

En definitiva es un tipo de maltrato que puede expresarse como:

Agresiones físicas: Se manifiestan a través de golpes, arañazos, cortes, arrojarles objetos, quitarles la silla de ruedas, esconderles la medicación que necesitan, etc. con la intención de hacerles daño.

 

Agresiones psicológicas: Se realizan a través de amenazas, silencios, fugas, humillaciones, insultos, mensajes y whatsApp amenazadores, etc.

 

Agresión económica: Se materializa en robos de objetos del hogar sin permiso, lastimar objetos o paredes, hacer desaparecer objetos personales de los padres o familiares, utilizar bienes materiales sin permiso (coche, herramientas, etc.) o solicitar la compra de cosas que son inalcanzables para los padres.

 

A las víctimas, que suelen ser los padres y madres, les cuesta aceptar el comportamiento agresivo de sus hijos o hijas y suelen negar el problema incluso tras sufrir una agresión importante. Si se descubre, suelen restar importancia a los hechos incluso a los episodios graves. Esto les impide tomar medidas para abordar esta situación, pero es este mismo rechazo a manifestarlo lo que hace que se mantenga la violencia filio-parental

 

Estas agresiones, hemos visto por experiencia, han ido en aumento en los últimos años, ampliándose el trabajo clínico en función de las nuevas formas de violencia que han ido surgiendo. 

 

Sinceramente, no dude en pedir ayuda, no es una conducta que mejore con el tiempo. Una consulta puede resolver una situación más grave. 

Abrir chat